Los síntomas principales que se pueden detectar directamente son:
  • Falta de potencia del motor
  • Ruidos extraños
  • Humo excesivo
  • Fugas de aceite

El turbo se encuentra directamente relacionado con los principales sistemas del motor:
  • Lubricación
  • Inyección de combustible
  • Admisión de aire

La condición de estos elementos, debe ser aceptable ya que de lo contrario las fallas de estos sistemas, se reflejaran en el turbo aun cuando este se encuentre en buen estado